Todas las placas base para armar tu Pc

Todos los componentes que necesitas para montar tu Pc

Un gran listado de las mejores placas base para Pc. Construye el ordenador más poderoso partiendo de una completa y robusta placa base. El resto de los componentes de tu Pc te lo agradecerán.¡Tú decides!.

Para comenzar tu recorrido si ya lo tienes decidido, puedes ir directamente a tu marca favorita, o por el contrario, puedes dedicarle unos minutos a ojear unos consejos que hemos preparado, para que entiendas mejor en que consiste una motherboard o placa base y puedas elegir con mayor seguridad:

Asus-placa-base-pc
Asrock-placa-base-pc
Gigabyte-placa-base-pc
Msi-placa-base-pc

¿Cómo elegir una placa base para su ordenador?

Se suele decir que el procesador es el elemento más importante de un ordenador. Sin embargo, no comparto esta opinión, porque ¿qué sería el procesador, el corazón de nuestro ordenador, sin la arteria que es la placa base? Conecta todos los componentes en un todo y dirige el flujo de información. Su elección suele ser difícil, porque de los parámetros de este subconjunto depende lo que podamos añadir a nuestro conjunto informático.

La forma de la propia placa y la disposición de todos sus elementos es muy diferente, por eso en el caso de este subconjunto es importante consultar el manual de instrucciones, que se adjunta a cada ejemplar. Además, hay que tener en cuenta que la propia superficie de la placa está cubierta con muchas inscripciones y marcas que describen todos los componentes y conectores, lo que hace que un ojo entrenado pueda leer la mayoría de los parámetros de la placa sin necesidad de mirar las especificaciones.

  • Parámetros principales de una motherboard
  • Componentes integrados
  • Conectores panel trasero
  • Tomas y conectores en la superficie de la placa base
  • Otros componentes
  • En resumen

Parámetros principales de una motherboard

Como he mencionado antes, la placa base decide lo que se puede conectar al kit. Esto se aplica principalmente al procesador y a la memoria RAM. Además, hay muchos estándares de placas que difieren en el tamaño y la capacidad de expansión que tienen.

Estándares de la placa base

Hay un montón de tipos de placas base, pero el estándar más popular hoy en día es ATX y su versión más pequeña microATX. La versión completa de este estándar permite una amplia expansión de la unidad con muchas tarjetas de expansión, RAM y huesos de almacenamiento. Necesitarás una torre midi o una caja más grande para montarlo. Puedes leer nuestros consejos para la elección de caja para el pc

La versión microATX (mATX) es un poco más pequeña que su predecesora para encajar en carcasas más pequeñas, como las minitorres. La principal diferencia en la versión micro es el menor número de ranuras para tarjetas de expansión. También es posible que tenga menos ranuras para la RAM y que ofrezca menos conexiones para enchufes como USB y SATA.

En el mercado, también es frecuente encontrar el estándar ITX en versiones mini y nano. Sin embargo, sus capacidades son muy limitadas y sólo se utilizan para construir "mini PC".


placas-base-hardwareando

Zócalo de la CPU

El zócalo de la CPU es una superficie cuadrada llena de pequeñas almohadillas de contacto. El número y la ubicación de estos pines determinan el tipo de procesador que se puede montar en la placa. Puede encontrar una lista completa de enchufes en Wikipedia, entre otros lugares. La única regla es que el procesador debe ser compatible con el zócalo de la placa base.


zocalos-hardwareando

Zócalos de RAM

En el caso de la memoria RAM hay que prestar atención a varios parámetros:

  • Número de zócalos (las llamadas ranuras): determina cuántos módulos de memoria podemos conectar al ordenador al mismo tiempo. Por lo general, hay 2 o 4 enchufes.
  • Tipo/generación de memoria: los modelos de generaciones posteriores de RAM no son compatibles entre sí, por lo que la placa base sólo puede admitir un tipo de memoria. Se abrevian como DDR, DDR2, DDR3, DDR4, etc.
  • Capacidad máxima: cada placa base tiene un límite en la cantidad de memoria que puede manejar. Normalmente es un tamaño difícil de superar (por ejemplo, 64 GB), pero merece la pena comprobar este parámetro en la especificación.
  • Velocidad de la memoria admisible: la memoria instalada en el ordenador debe funcionar con la velocidad permitida por la placa base. Debe comprobar la lista de relojes de memoria permitidos en la especificación y compararla con la frecuencia que ofrece nuestra RAM.
  • Funcionamiento multicanal: los módulos de RAM pueden trabajar por parejas para aumentar el rendimiento ("doble canal"), y las placas de alto rendimiento pueden agrupar las memorias RAM incluso en grupos de 4 ("cuádruple canal"). Merece la pena comprobar si la placa admite el modo de "doble canal", que se ha convertido en el estándar.

Las ranuras para la memoria RAM siempre están situadas junto al zócalo de la CPU. El color indica los pares de módulos necesarios para el modo "doble canal”.

Puede encontrar más información sobre estos parámetros en un artículo separado dedicado enteramente a la RAM.

Chipset

El chipset es un gran circuito integrado situado en la superficie de la placa base. Controla el flujo de datos en el sistema y supervisa los periféricos del ordenador. Determina el rendimiento general, así como la capacidad de ampliación del conjunto informático. Los chipsets se identifican con una letra y un número. La letra indica el uso previsto del ordenador y el número indica la generación del chip (número más alto = modelo más nuevo).

El chipset se encuentra debajo de un disipador metálico, normalmente decorado con el logotipo del fabricante de la placa base.

Designaciones de la serie de chipset de Intel:

  • Serie "H" - destinada al uso general, permite el trabajo estándar con el ordenador y los juegos, no permite el overclocking del procesador
  • Serie "B” - diseñado para las empresas, sus parámetros son similares a los de la serie "H"
  • Serie "Z” - diseñado para conjuntos de ordenadores de alto rendimiento, permite el overclocking de los componentes
  • La serie "X" es la serie de chipset más avanzada y está diseñada para trabajar con los procesadores de la serie i9 y el overclocking.

Designaciones de series de chipset de AMD:

  • Serie "A": diseñada para usuarios poco exigentes,
  • Serie B - diseñado para usuarios que esperan un alto rendimiento, permite un overclocking básico del procesador
  • Serie "X" - una serie de chipset avanzados diseñados para usuarios exigentes, permite el overclocking del procesador y la conexión de varias tarjetas gráficas.

Los últimos procesadores de alto rendimiento suelen funcionar con un solo zócalo y chipset dedicados. Preste mucha atención a los requisitos de los modelos de procesadores específicos a la hora de comprar.

Componentes integrados

La placa base no es sólo un conjunto de pistas que conectan todos los componentes entre sí. La placa base prácticamente siempre tiene en su superficie componentes integrados que nos liberan de la necesidad de comprar dispositivos separados como, por ejemplo, la tarjeta de red. Los dispositivos que se comentan a continuación sólo ofrecen una funcionalidad básica. Los usuarios que necesiten más rendimiento y opciones de configuración deben comprar dispositivos externos montados, por ejemplo, en forma de tarjetas PCI.

Tarjeta gráfica

¿Tiene que comprar una tarjeta gráfica para su ordenador? No! Muchas placas base tienen las llamadas tarjetas gráficas integradas (comúnmente llamadas "integras") que permiten conectar un monitor directamente a los puertos traseros de la placa. Con esta solución tenemos que tener en cuenta dos aspectos.

En primer lugar, el procesador debe tener un chip gráfico incorporado. La mayoría de los procesadores Intel cuentan con estos sistemas, pero en el caso de los procesadores AMD la situación es inversa. Sólo unos pocos modelos tienen gráficos integrados. Esto hace que los procesadores Intel sean más caros, pero permite construir un ordenador sin comprar una tarjeta gráfica, y los procesadores AMD, por el dinero ahorrado, permiten comprar una tarjeta más potente. El segundo aspecto es la baja eficiencia de dicho sistema, que no permite jugar cómodamente a los juegos de ordenador. Además, esta solución sobrecarga nuestro procesador y reserva un fragmento de la memoria RAM instalada en la placa base.

¿Qué solución es mejor? Ambos son buenos, pero para fines específicos. Dejo al usuario la decisión de qué variante elegir. Los parámetros por los que nos podemos guiar durante la selección son

  • El modelo del chip procesador integrado: es el procesador que se encarga de procesar los gráficos. Cuanto mejor sistema tenga, mejor. Si no pensamos comprar una tarjeta gráfica, vale la pena comprar un procesador ligeramente mejor que tenga un chip gráfico más eficiente.
  • Salidas de audio-vídeo - la placa base en su panel trasero tiene un conjunto de conectores. Algunos de ellos son las salidas de vídeo procedentes de la tarjeta gráfica integrada. Hay que comprobar qué conectores tiene la placa y si se adaptan a nuestro monitor. La mayoría de las veces se trata de D-SUB, DVI y HDMI.

Tarjeta de sonido

Este es otro ejemplo de tecnología integrada en la placa base. Todo el mundo necesita sonido en su ordenador. Ya sea para disfrutar de un juego o para ver un vídeo en YouTube. Si no fuera por la ventaja de una tarjeta de sonido integrada, para escuchar cualquier sonido del ordenador, nos veríamos obligados a comprar una interfaz de audio adicional.

El principal productor de chips de sonido integrados es Realtek. Como en el caso de los gráficos integrados, tampoco aquí hay fuegos artificiales. Las tarjetas de este tipo ofrecen una funcionalidad básica que no satisface a ningún audiófilo. El único parámetro práctico en el caso de una tarjeta de sonido es el número de canales de audio que admite. Los modelos estándar ofrecen la posibilidad de conectar sólo auriculares o altavoces en un sistema 2.1. Los modelos mejores le permitirán generar sonido 7.1. Puede encontrar más información sobre los conectores de audio en la placa base aquí.

Tarjeta de red

Un ordenador sin acceso a Internet es aburrido. El acceso a la red se ha convertido en algo tan común hoy en día que las placas base tienen tarjetas de red integradas que permiten conectar un cable estándar terminado con un conector RJ-45 o, si lo prefiere, 8P8C.

Las tarjetas que se encuentran en las placas base suelen ser "centenas" estándar, chips que permiten la transferencia de datos a 100 Mbps, lo que da una velocidad de 12 MB por segundo. Si vas a enviar mucha información a través de Internet, deberías adquirir tarjetas PCI externas o buscar placas más caras con interfaces de gigabits. Como su nombre indica, ofrecen 1Gbps, es decir, 128 MB por segundo.

Comunicación inalámbrica

Algunos modelos de placas base llevan incorporadas tarjetas inalámbricas que permiten conectarse a una red de área local mediante Wi-Fi. En este tipo de placas, en el panel trasero, suele haber salidas coaxiales para montar una antena transceptora.

La segunda tecnología inalámbrica, instalada a regañadientes en los PC, es el Bluetooth. Permite conectarse a un ratón o teclado inalámbrico y transferir fotos desde el teléfono o la cámara.

Controlador RAID

Muchos usuarios probablemente no han oído hablar de ella y muchos no la necesitan. Una controladora RAID está estrechamente relacionada con los discos duros de su ordenador. Permite conectarlos en grupos (matrices) con diferentes propósitos. Por ejemplo: El modo RAID 0 divide los datos en partes sobre la marcha y los escribe en paralelo en dos discos diferentes. Esto permite aumentar el rendimiento de la escritura y la lectura de datos. El modo RAID 1, por su parte, también necesita dos discos para funcionar, pero escribe en ellos copias en espejo de sus datos. Esto permite recuperar los datos si uno de los soportes falla.

Hay muchas más modalidades de este controlador, pero están pensadas para empresas e instituciones en las que no se pueden perder datos. Sin embargo, los modos 0, 1 y el híbrido 0+1 pueden utilizarse con seguridad en casa. Especialmente cuando el usuario maneja datos valiosos.

Conectores del panel trasero

Ya los he mencionado muchas veces. No es de extrañar. Gracias a ellos podemos conectar el ordenador a periféricos externos. No me detendré demasiado en ellos aquí. A los que quieran saber más sobre ellos les invito al artículo que habla de todos los cables y enchufes del ordenador. Aquí sólo voy a presentar una lista de zócalos, que debe tener un ordenador típico de la clase PC, pero al mismo tiempo hago hincapié en que los usuarios tienen diferentes necesidades y no se puede afirmar de manera inequívoca, que los modelos de placas base deben buscar.


conexiones-panel-trasero-hardwareando

Conectar un monitor

Si utilizas una tarjeta gráfica integrada, asegúrate de que la placa base tiene los mismos puertos que nuestro monitor.

Conectar el equipo de audio

Normalmente se trata de altavoces y micrófono. Si tu placa base tiene una tarjeta de sonido integrada (y prácticamente siempre la tiene), puedes conectar estos dispositivos. Si quieres comprobar si tu placa base es compatible con un hardware de audio concreto, haz clic aquí.

Conectarse a Internet

La posibilidad de conectar el ordenador a la red mediante un cable de par trenzado. Aunque se supone que nuestro equipo funcione de forma inalámbrica o incluso que no utilice nunca Internet, merece la pena tener esa posibilidad.

Conectar los periféricos del ordenador

Los puertos más importantes ubicados en la parte trasera de su ordenador son principalmente los puertos USB. Hay que recordar que este tipo de puerto viene en 2 generaciones. La versión 2.0 se caracteriza por una transferencia lenta, y está diseñada para conectar ratones, teclados y otros dispositivos que no transfieren grandes cantidades de datos. La versión 3.0, marcada con un color azul, desarrolla velocidades mucho más altas y puede manejar fácilmente dispositivos de almacenamiento de alto rendimiento como pendrives y unidades HDD/SSD.

También hay que señalar que el USB de tercera generación es totalmente compatible con su predecesor. Esto significa que una placa base equipada sólo con zócalos azules 3.0 sigue siendo compatible con dispositivos más antiguos equipados con enchufes 2.0. El número de zócalos que debe tener una placa base depende de las preferencias del usuario y del número de dispositivos que posea.

Además del USB, muchas placas base están equipadas con antiguas ranuras PS/2 marcadas con colores verdes y morados. Se utilizan para conectar los tipos de ratones y teclados más antiguos. Incluso si ya no tiene este tipo de dispositivos, la presencia de la toma PS/2 no interfiere en nada.

Tomas y conectores en la superficie de la placa

Gracias a los puertos traseros, la placa base permite conectar dispositivos externos, pero además debe conectar todos los componentes de la unidad central entre sí. Por lo tanto, en su superficie tiene un conjunto de varios conectores y ranuras, que ahora voy a discutir.

Ranuras PCI y PCI Express

Las ranuras PCI (que he mencionado muchas veces en la parte anterior del artículo) son puertos paralelos situados debajo del procesador. Se utilizan para conectar las tarjetas de expansión montadas en la parte posterior de la caja del ordenador. Su número determina cuántas tarjetas de expansión podemos montar en el ordenador. De ahí la diferencia de tamaño de las cajas para las distintas normas de las placas.

La ranura PCI es de un solo tipo, mientras que PCI Express (PCIe) ya se divide en generaciones (1.0, 2.0, 3.0, etc.) y en número de líneas de señal (x1, x2, x4, x8, x16). Ambas características pueden leerse en las especificaciones de la placa o en las letras que aparecen junto a los puertos. Además, las tarjetas con menos líneas de señal (por ejemplo, x1) pueden instalarse en ranuras con más líneas (x2, x4, x8, x16). También funciona a la inversa, aunque el zócalo debe permitir la instalación de tarjetas con un mayor número de líneas. Por supuesto, este procedimiento tiene un efecto secundario, que es la reducción del ancho de banda de un determinado dispositivo. El siguiente análisis de las ranuras de la placa base de muestra debería disipar cualquier duda:


placa-base-x570-hardwareando

El accesorio más común que se conecta a estas ranuras es una tarjeta gráfica, que suele tener una ranura PCIe x16. Se monta en la ranura más alta, junto al procesador. Debajo de dicha ranura, a veces se deja un espacio vacío (sin otra ranura PCI), que permite la instalación sin problemas de tarjetas gráficas que ocupan dos "ranuras" en la parte trasera del ordenador.

El número y tipo de conectores que debe tener una placa depende de las necesidades del usuario. Con una configuración de ordenador estándar, una placa microATX que permita conectar una tarjeta gráfica junto con una o dos tarjetas de expansión será suficiente.

Ranuras M.2

Se trata de un conector dedicado principalmente a las unidades SSD. Permite alcanzar tasas de transferencia muy altas gracias a la conexión directa con el bus PCI Express. Los módulos montados en esta ranura están disponibles en diferentes tamaños. A la hora de elegir una placa base con este conector, hay dos parámetros importantes:

  • Lista de tamaños compatibles - Los módulos de memoria M.2 vienen en diferentes tamaños. Las placas base tienen una lista de módulos que se pueden instalar.
  • Zócalos B, M y B+M: en el mercado existen dos tipos diferentes de contactos para los módulos M.2. La placa base debe tener el mismo tipo de zócalo que el módulo, o bien un tipo B+M que permita instalar ambos tipos.

Los parámetros anteriores se discuten en detalle en un artículo separado sobre las SSD M.2, un enlace a ese artículo se puede encontrar a continuación. Unidades SSD M.2

Tomas de corriente de la placa base

Una de las tareas de una placa base es proporcionar energía a todos los componentes de su superficie. El enlace principal entre la placa base y la fuente de alimentación es un enchufe ATX de 24 pines. Su zócalo está situado cerca del borde derecho de la placa y no se puede confundir con ningún otro. Los modelos más antiguos pueden tener un conector de 20 pines, pero es difícil encontrar uno hoy en día. Además, las fuentes de alimentación cuentan con un enchufe especial desmontable que puede manejar fácilmente ambos tipos de tomas.

El segundo enchufe suministra energía a la CPU y siempre se encuentra cerca de ella. En este caso, hay que comprobar qué tipo de zócalo tiene la placa base (4 u 8 pines) y ver si nuestra fuente de alimentación tiene el enchufe adecuado.

Algunas placas base, equipadas con controladores ampliados de ventiladores e iluminación, pueden necesitar alimentación adicional suministrada desde la toma MOLEX. No es necesario para el correcto funcionamiento del ordenador, sino sólo para las funciones mencionadas anteriormente.

Controladores de almacenamiento

Todo ordenador necesita un disco de datos y un sistema operativo. No importa si es un disco duro o un SSD, pero debe estar conectado a la placa base. La interfaz dominante aquí es SATA. Suele presentarse en números de 4, 6 u 8 y en dos generaciones: SATA II y SATA III. La tercera generación satisface las necesidades de las unidades SSD, mientras que la segunda generación es suficiente para los modelos de disco clásicos. El número de enchufes depende del número de unidades que el usuario vaya a manejar.

Las placas base más antiguas también pueden tener ranuras IDE, el predecesor de la tecnología SATA. Hoy en día, esta interfaz ha caído completamente en desuso y cada vez es más difícil encontrar este enchufe. Aquellos que necesiten conectar viejos discos duros que funcionen con estas cintas deberán equiparse más bien con controladores externos montados en ranuras PCI.

Tomas en forma de clavijas

No todos los zócalos de la placa base tienen la forma de agujeros grandes, rodeados de plástico. Muchos de ellos aparecen en ella en forma de enchufes de espigas de oro. Su tamaño es mucho menor y su uso depende de las necesidades del usuario.

Conectores USB y de audio

Están estrechamente relacionados con el panel frontal de la caja del ordenador. Además de los botones y los LEDs, debes conectar las siguientes tomas: auriculares, micrófono y USB. En el caso de las tomas USB, la placa base debe permitir conectar todos los cables que salen del panel frontal de la caja. Puedes encontrar la información sobre cuántos conectores necesitas en las especificaciones de la caja.

Conectores del ventilador

Para enfriar el ordenador se necesitan ventiladores para que el aire circule correctamente. Una forma de alimentarlos es conectarlos a la placa base. Existen dos tipos de conectores para este fin:

  • CPU_FAN - Zócalo de 4 pines para la refrigeración de la CPU. Permite un control de la velocidad del ventilador infinitamente variable gracias a un sensor incorporado.
  • SYS_FAN o CHA_FAN - El conector de 3 pines para la refrigeración de la caja. A este conector se pueden conectar todo tipo de ventiladores. El aumento de la temperatura de la CPU no hará que se aceleren.

El número de conectores que necesitas depende del número de ventiladores que tenga tu caja y el sistema de refrigeración de la CPU. En el caso de las cajas con un gran número de ventiladores, es posible que la propia caja tenga su propio controlador para conectar los ventiladores. Otra solución es equipar el ordenador con un regulador de velocidad con pantalla y termómetro que se puede instalar en la parte delantera de la caja en una ranura de 5,25".

Controlador de LEDs RGB

Algunas de las placas base más caras tienen un controlador integrado para las tiras de LEDs RGB. Esto permite crear la iluminación del ordenador y del escritorio, que se puede sincronizar con lo que está ocurriendo en la pantalla. Un ejemplo de esta tecnología es Asus Aura Sync.

Otros componentes

Módulo BIOS/UEFI

La BIOS integrada en la placa base se encarga de comprobar el correcto funcionamiento del ordenador nada más arrancarlo. Si todo está bien, inicializa la carga del sistema operativo (por ejemplo, Windows). Si alguno de los componentes está defectuoso, comunica el fallo con un pequeño zumbido dentro del ordenador.

Actualmente este sistema está siendo sustituido por UEFI, cuyo principio y propósito son los mismos. Sin embargo, ofrece muchas más funciones y configuraciones. Los sistemas operativos actuales cooperan fácilmente con él e incluso lo requieren para su correcto funcionamiento. Por eso debes elegir placas con UEFI.

Muchos modelos de placas base tienen un doble chip responsable de ejecutar la BIOS y la UEFI. Esto se suele denominar "DualBIOS". Esta tecnología permite que el ordenador funcione correctamente incluso si el chip básico está dañado. En este caso, todo el control es asumido por un chip de repuesto, que también puede encargarse de reparar el daño. En ausencia de esta tecnología, el fallo del chip implica la necesidad de acudir a un servicio informático profesional.

LEDs y pantalla para comunicar los errores

Como he mencionado, la forma predeterminada para que el ordenador comunique los errores es un zumbido. Los modelos de placa más caros que permiten el overclocking de los componentes del ordenador tienen capacidades adicionales de comunicación de errores, lo que facilita el diagnóstico. Entre estas soluciones se encuentran los LED y las pantallas de segmentos. Los primeros suelen estar asignados a componentes específicos: por ejemplo, el LED con la inscripción CPU sólo señala problemas relacionados con el procesador. Una pantalla segmentada, en cambio, muestra un mensaje de error de dos dígitos, que debe leerse en el manual incluido con la placa base.

También existen soluciones externas en forma de comprobadores de placas base. Tienen una pantalla segmentada y se montan en una ranura PCI.

Botones físicos

Sólo conectando el panel frontal de la caja, se puede poner en marcha todo el sistema con el botón de encendido. Pero, ¿qué pasa si quieres arrancar el sistema directamente desde la placa base? Para ello se utilizan los botones físicos de START y RESET. Se trata de una solución ideal para los dispositivos que, por alguna razón, no se introducen en las fundas estándar.

Incluso puedes hacer funcionar el ordenador sin ningún botón en la placa o en la carcasa. Lo único que hay que hacer es conectar los pines adecuados en la placa, por ejemplo, con un destornillador. Sin embargo, no es una solución muy conveniente :)

Retroiluminación LED RGB

La placa base es el elemento central de todo ordenador. No es de extrañar que los fabricantes los equipen con diversas retroiluminaciones LED RGB. Al igual que en el caso de los controladores de cinta comentados anteriormente, también aquí, con un software especial, podemos ajustar el color de los elementos individuales y sincronizarlos con la pantalla o la música.

Conexión de tarjetas gráficas

El ordenador no tiene por qué funcionar con una sola tarjeta gráfica. Puede utilizar varios a la vez, combinando su potencia de cálculo. Sin embargo, esta solución requiere que la placa base sea compatible con la tecnología Crossfire (para tarjetas AMD) o SLI (para tarjetas Nvidia). Si el usuario tiene previsto crear conjuntos de tarjetas, debe comprobar si la placa base lo admite.

En el caso de las placas que permiten combinar tarjetas gráficas, hay un puente o interruptor en la superficie de la placa, que determina el modo de la GPU. Toda la información sobre la activación de las tecnologías Crossfire y SLI se encuentra siempre en el manual de la placa base.

Tecnologías del fabricante

Por último, las tecnologías especiales que ofrecen los fabricantes de placas base. Sus funciones son diversas, así como sus nombres. Enumerarlas y describirlas no tiene mucho sentido. Lo más importante es no tener miedo de los nombres (a menudo cósmicos) y comprobar su cometido en la página web del fabricante. Por ejemplo, las placas base de la serie "Ultra Durable" de Gigabyte están fabricadas con componentes de mejor calidad y duran más.

En resumen

Los aspectos y parámetros más importantes a la hora de elegir una placa base:

  • Elige una placa que tenga un zócalo que coincida con tu procesador.
  • Comprueba cuánta y qué tipo de RAM puedes conectar a la placa y qué frecuencias admite.
  • Comprueba si el chipset es compatible con tu procesador y si se requiere algún otro paso adicional (por ejemplo, la actualización de la BIOS).
  • Pregúntate si necesitas gráficos integrados o si sólo necesitas poder conectar una tarjeta gráfica.
  • Haz una lista de los puertos que necesitas en la parte trasera de tu ordenador.
  • ¿Qué tarjetas de expansión va a instalar? ¿Qué ranuras PCI y PCI-E necesitas?
  • ¿Cuántos discos duros tendrá el ordenador? ¿Cuántos conectores SATA necesita?
  • ¿Qué ranuras necesitas para que la placa base se conecte al panel frontal de tu caja?
  • ¿Cuántos ventiladores refrigerarán la caja? ¿La refrigeración de la CPU tiene uno o dos ventiladores?

Últimos consejos:

  • La placa base determina los componentes que se pueden montar en el ordenador. Si existe la posibilidad de que una ranura concreta sea necesaria en el futuro, debería decidirlo ahora.
  • Una placa base en mal estado afecta a todo el conjunto del ordenador. No elijas modelos con muchas críticas negativas.
  • Sustituir una placa base es un engorro. Hay que desmontar todos los componentes y cambiar la pasta del procesador. Además, a menudo se asignan a este componente las claves de las licencias de software. La sustitución de la placa puede, por ejemplo, invalidar la activación de Windows. Lo ideal sería que este componente no tuviera que ser sustituido nunca.